Restaurante Casa Carmina

El restaurante Casa Carmina de El Saler en la ciudad valenciana de España cerró sus puertas luego de prestar servicios durante 33 años. No obstante, es interesante conocer su trayectoria gastronómica por el hecho de haber sido uno de los mejores 55 de esta localidad; tómate unos instantes para conocer su historia.

Casa Carmina

Este restaurante fue uno de los que convirtió la paella valenciana en una ciencia, dedicándose a preparar este plato siguiendo la tradición cultural de la región en un establecimiento a poca distancia del Parque Natural de La Albufera.

Nació como un proyecto familiar en el año 1988 y pasó a la vez por diferentes generaciones; todas ellas con la idea de ofrecer a sus clientes una gastronomía sencilla que deleitara su paladar.

Para ello sólo utilizaban ingredientes naturales, productos frescos obtenidos en las proximidades y de alta calidad.

Inició sus actividades como una casa familiar en la que se ofrecían comidas bajo la regencia de sus propietarios Carmina y Eduardo; quienes fueron los padres de la siguiente generación representada por Carmen Batlle y Mª José Batlle cada una de los cuales era responsable de la sala y cocina respectivamente.

Gracias a su trato agradable y afable cordialidad durante su atención en la barra, la popularidad de este establecimiento creció a pasos agigantados, llegando a ser parte de las guías gastronómicas y de ocio.

Rápidamente fueron merecedores de reconocimientos prontuarios y críticas favorables, lo que les convirtió en un digno representante de la gastronomía valenciana.

Arribaron al milenio y se vieron en la necesidad de modernizar sus instalaciones en el año 2002; reestructurando por completo el establecimiento de Casa Carmina. Fue ampliada su cocina y se suprimió la barra, pero esto le imprimió un estilo más confortable para sus comensales.

Se vieron en la necesidad de ampliar sus instalaciones debido a la masiva presencia de clientes a diferentes horas del día, por lo que habilitaron una zona exterior en forma de terraza donde los comensales podían degustar sus exquisiteces al aire libre y disfrutar de las cálidas noches del verano.

Variedad del menú de Casa Carmina

Cada cliente encontraba una amplia variedad de platos en el menú ofrecido dentro de este restaurante que va desde platos típicos de la gastronomía tradicional valenciana hasta otros tipos gourmet aprendidos de diversas culturas y que eran ampliamente solicitados.

Como parte de su carta encontrabas, además de su tradicional paella de mariscos, diferentes tipos de arroces, incluso el arroz a banda o el especial conocido como arroz de rape con setas.

Sin duda, los que visitaban con frecuencia la Casa Carmina no dejaban de saborear su destacada paella valenciana, la de sepia y alcachofa o la increíble fideuá de pescado.

Ofrecían a su vez diferentes tipos de entrantes como el bacalao, crema de berenjena a la llama o el esgarraet de pimiento. Además preparaban comidas en base a la anguila, una especie obtenida en el lago cercano a La Albufera.

Ellos solían preparar este pescado de forma especial, como un guiso con patatas al que le añadían un toque picante con ajo y guindillas.

Cabe destacar que el restaurante Casa Carmina ostentó una estrella Michelin y debutó en el puesto 55 de los mejores de la comunidad de Valencia en el año 2019. Esto fue un alto logro considerando que sucedió en un tiempo en que casi todos los restaurantes se parecían y donde la diferencia era determinada por la calidad de sus productos y la atención que ofrecían a sus clientes.

A pesar de su apogeo, el restaurante Casa Carmina se ha visto en la necesidad de cerrar sus puertas, lo que sin duda es lamentado por clientes asiduos a él a lo largo de su trayectoria comercial; especialmente por el hecho de que sus recetas eran preparadas siguiendo una tradición matriarcal y sus propietarios gozaban de una sencillez conmovedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.